17/06/18 20 MINUTOS La Unión Internacional de Ciencias Prehistóricas concede una de sus medallas al libro del dolmen de Montelirio


La Unión Internacional de Ciencias Prehistóricas concede una de sus medallas al libro del dolmen de Montelirio

 

EUROPA PRESS 17.06.2018

 

La Unión Internacional de Ciencias Prehistóricas y Protohistóricas, con sede en París (Francia), ha acordado en su última reunión anual conceder su medalla a la mejor monografía del año sobre el neolítico al libro 'Montelirio: Un gran monumento megalítico de la Edad del Cobre', que reúne las investigaciones relacionadas con este dolmen descubierto en 1998 en Castilleja de Guzmán (Sevilla). Excavaciones en el dolmen de Montelirio

 

El dolmen de Montelirio, recordémoslo, está enclavado en la zona del plan parcial número cuatro de Castilleja de Guzmán y está caracterizado por un corredor de aproximadamente 39 metros de longitud, una cámara principal de 4,75 metros de diámetro y otra cámara secundaria de 2,7 metros de diámetro, bajo un túmulo de 2,75 metros de altura.

 

Se encuadra, por cierto, en las 779 hectáreas de los municipios de Valencina de la Concepción y Castilleja declaradas como Zona Arqueológica, al estar pobladas por múltiples vestigios del antiguo asentamiento humano que habría recalado por este sector de la cornisa del Aljarafe, allá por la Edad del Cobre.

 

El mencionado libro recoge así los resultados de los estudios e investigaciones científicas realizadas merced a las excavaciones arqueológicas acometidas en el dolmen y su entorno entre 2007 y 2010. En tales estudios, según la información recogida por Europa Press, participaron a lo largo de estos años 45 especialistas de 16 universidades y centros de investigación de cinco países distintos (Alemania, España, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Reino Unido), con el uso de algunos de los métodos y técnicas de investigación más a la vanguardia de la arqueología moderna.

 

MILES DE CUENTAS DE COLLAR, FIGURAS Y UTENSILIOS

 

Y es que las mencionadas excavaciones arqueológicas, recordémoslo, supusieron el rescate de no pocos restos óseos humanos, así como un espectacular ajuar formado por unas 4.000 cuentas de collar y numerosas figuras zoomorfas, otros utensilios y objetos de marfil, sílex o ámbar, dos altares circulares y más de cien puntas de flecha.

 

El libro 'Montelirio: Un gran monumento megalítico de la Edad del Cobre' incluye así no sólo un análisis del monumento megalítico y los productos artesanales y artísticos de piedra, marfil, oro y ámbar recuperados del mismo, sino además toda una descripción de la forma de vida de las sociedades de la Edad del Cobre, profundizando en su tecnología, artesanía, pautas de contacto e intercambio, y su organización social.

 

Pues bien, después de que dicho libro viese la luz el pasado mes de marzo de 2017, lo cierto es que en el último congreso anual de la Unión Internacional de Ciencias Prehistóricas y Protohistóricas, dicha organización científica ha decidido conceder a esta publicación una de sus medallas. Concretamente, se trata de la medalla a la mejor monografía sobre el neolítico, según un correo electrónico que firma uno de los responsables del comité de dicha entidad, recogido por Europa Press.

14/06/18 ABC El «abrupto final» del enclave calcolítico de Valencina


El «abrupto final» del enclave calcolítico de Valencina


Un estudio de la US plantea que un periodo de «fluctuaciones climáticas» tuvo «consecuencias severas» en la población




Sevilla 14/06/2018


Una investigación científica de las universidades de Huelva, Sevilla y Cardiff (Reino Unido), junto con el museo de Valencina de la Concepción, acerca del asentamiento humano que habría poblado con mayor o menor periodicidad el entorno del municipio durante la Edad del Cobre apunta la «posibilidad» de que el enclave fuera abandonado de «forma abrupta», como consecuencia de una «crisis social» derivada de las «fluctuaciones» climatológicas producidas en el Mediterráneo y en Europa.



Este estudio recuerda que los datos paleoambientales indican que, coincidiendo con la fase final de la ocupación calcolítica del enclave de Valencina, comenzó «un periodo de mayor aridez y sequedad que pudo tener consecuencias severas para muchas sociedades». Esta investigación introduce la «hipótesis» de que el mencionado «final abrupto» del enclave calcolítico de Valencina podría estar conectado con la «fluctuación» climática y la «crisis» sufrida por las sociedades del momento como consecuencia de dicho extremo meteorológico.



La investigación, publicada en la revista científíca Journal of World Prehistory expone que, con una extensión de unas 450 hectáreas, la comunidad calcolítica de Valencina y Castilleja de Guzmán «es el mayor asentamiento de la Edad del Cobre» en toda la Península Ibérica y «posiblemente uno de los mayores de Europa occidental en la Prehistoria tardía». Este asentamiento humano habría tenido una función «ritual» o ceremonial y no urbana. El asentamiento calcolítico de Valencina habría sido un lugar de reunión, «con demostraciones competitivas y rituales» y «cambiantes ocupaciones ocasionales o estacionales» de la zona más que una «densa ocupación permanente» de carácter urbano



Este estudio, titulado «Agrupando a los muertos, reuniendo a los vivos. Dataciones radiocarbónicas y modelado bayesiano para la Valencina de la Edad del Cobre», aborda la cronología del enclave calcolítico de Valencina y Castilleja, a través de 130 nuevas dataciones radiocarbónicas aplicadas en su mayoría a huesos humanos de cadáveres descubiertos en las múltiples excavaciones arqueológicas acometidas en esta zona.





Estas nuevas dataciones radiocarbónicas, obtenidas en laboratorios de Oxford y Glasgow (Reino Unido) y en el Centro Nacional de Aceleradores de la Universidad de Sevilla, así como su sometimiento a un «modelado estadístico», permiten «una aproximación más precisa a la temporalidad de uso del enclave de Valencina y conocer de forma más detallada los procesos sociales y fenómenos culturales que ocurrieron durante los casi mil años que duró ocupación», entre los años 3.200 y 2.300 antes de Cristo, según explicó Leonardo García Sanjuán, uno de los arqueólogos que forma parte del grupo de investigación.


Sus resultados revelan que el final de la ocupación del enclave calcolítico de Valencina habría acontecido entre los siglos 24 y 23 antes de Cristo, «sin que se hayan encontrado pruebas de su frecuentación o uso posterior en la Edad del Bronce».



El arqueólogo explicó que destacan las dataciones radiocarbónicas de los huesos correspondientes a ocho individuos, cuyos cadáveres fueron descubiertos en 2008 en una inhumación calcolítica hallada en la calle Trabajadores de Valencina. Los cráneos de estos individuos fueron descubiertos «separados de los esqueletos» y con marcas de descarnamiento o escalpelo». Según el radiocarbono, todos estos individuos murieron con casi con toda seguridad al mismo tiempo» en lo que pudiera haber sido «un episodio de violencia».



A este respecto, Leonardo García Sanjuán abunda que este «depósito» arqueológico ha sido datado «al final de la época de ocupación» del enclave calcolítico de Valencina, con lo que esta investigación plantea «la posibilidad o hipótesis» de que este entorno fuese abandonado de manera «abrupta, sin una transición gradual hacia un modelo social diferente»



11/06/18 EL PAÍS LA TECNOLOGÍA DE LA FÍSICA NUCLEAR BUCEA EN DOS DE LOS TESOROS MÁS ENIGMÁTICOS

La tecnología de la física nuclear bucea en dos de los tesoros más enigmáticos


Las técnicas más avanzadas desvelan secretos de la creación del ajuar litúrgico del templo de la diosa fenicia Astarté y las 50.000 monedas romanas halladas en Sevilla








El mejor aliado de la arqueología es la tecnología científica. El uso de técnicas de la física nuclear ha permitido bucear en dos de los tesoros más enigmáticos de España: el ajuar fenicio del Carambolo (Camas-Sevilla) y las 50.000 monedas romanas halladas enterradas en un parque de Tomares, también en Sevilla. Del primero se ha averiguado la posible procedencia de los joyeros que crearon el más extraordinario emblema del templo de la diosa Astarté, el origen del oro con el que está hecho, la existencia de secretos ocultos y la metodología empleada para fundir el metal. Del segundo, se ha detallado su composición y se ha detectado que solo contiene una mínima capa de plata, aunque aún no se sabe si con la intención de falsear su valor. Los hallazgos, realizados por el Museo Arqueológico en colaboración con las universidades de Huelva y Sevilla, han abierto las puertas a seguir investigando los misterios de estas huellas del pasado.


Entre los años 700 y 500 antes de Cristo, la zona cercana a la actual capital andaluza era un enclave de extraordinaria importancia estratégica y económica. El mar llegaba hasta las puertas de la ciudad, cercana a minas de metales preciosos, y el río permitía extender su influencia hacia el interior. En 1958 se hallaron las 21 piezas (16 placas rectangulares, dos pectorales o colgantes, dos brazaletes y un collar) del Tesoro del Carambolo, considerado el más emblemático del periodo fenicio en el valle del Guadalquivir. Es una prueba no solo del poder del enclave , sino también de la cultura tartesia y de sus relaciones con el Mediterráneo.


Inicialmente se creyó que el tesoro, un ajuar litúrgico del templo de Astarté, la diosa con la que los fenicios rendían culto a la tierra, el amor y la fertilidad, fue creado por un solo joyero en un único taller. Sin embargo, los análisis con las tecnologías actuales han venido a respaldar la hipótesis de que brazaletes, pectorales y placas se corresponden con técnicas combinadas de los fenicios del Mediterráneo oriental y la población asentada en la costa atlántica española. El collar, por el contrario, por su diseño y la simbología de sus formas responde solo a criterios orientales. Además, está creado con diferentes aleaciones de las usadas en el primer grupo de joyas. La hipótesis es que tiene un origen distinto al del resto del tesoro y fue creado en el enclave cercano a la actual Sevilla por joyeros procedentes de la zona oriental del Mediterráneo, conocedores de sus técnicas, su cultura y del valor de los símbolos utilizados. Se cree que los orfebres podrían haberse trasladado a El Carambolo, donde habrían empleado años en culminar el trabajo.


Para llegar a estas hipótesis ha sido necesario el uso de tecnología no destructiva de la física nuclear por parte del equipo de Miguel Ángel Respaldiza, profesor del Centro Nacional de Aceleradores (CNA) de la Universidad de Sevilla. El investigador ha utilizado un equipo portátil de microfluorescencia de rayos X especialmente diseñado por el CNA con baja potencia (30 vatios), refrigerado por aire y con tubo de rayos X microfocalizado acoplado a una lente policapilar. El espectro obtenido tras la excitación del material fue analizado con el programa informático WinQxas. A este sistema se unieron análisis con técnicas PIXE (Particle Induced X-ray Emission), PIGE (Particle Induced Gamma-ray Emission) y de microscopio electrónico.


Tres soldaduras hechas con cañas


Los estudios han permitido identificar tres tipos diferentes de soldadura y variaciones de concentraciones de oro, plata y cobre. La técnica utilizada hace 2.500 años era la de soplar mediante una caña sobre un punto de calor para dirigir la temperatura hacia la pieza, lo que demuestra una extraordinaria destreza de los joyeros por la dificultad de aplicar el calor necesario para la soldadura. “Se guiaban por el color que adquiría la aleación a diferentes temperaturas”, explica Respaldiza. Además, utilizaban diferentes compuestos para que, al tener diferente punto de fusión, el calor aplicado para ensamblar piezas secundarias no afectara a las ya engarzadas.


El collar, por presentar un estilo diferente del resto del Tesoro, se cree que pudo ser realizado por varios joyeros y talleres que copiaron un prototipo poco común en las colonias fenicias del mediterráneo occidental. Por el contrario, las diferentes aleaciones en las otras piezas, parecidas a las utilizadas en la orfebrería de asentamientos de Cádiz, y la falta de restos de sal de cobre hacen pensar que estas tienen un origen local.


Por su parte, los investigadores de la Universidad de Huelva y del Museo Arqueológico de Sevilla han situado el origen del oro empleado en un yacimiento situado a tan solo dos kilómetros del enclave arqueológico, según los análisis isotópicos de plomo realizados por el Servicio de Geocronología y Geoquímica Isotópica de la Universidad del País Vasco (UPV). No se sabe si los fenicios de la época extrajeron el metal o reutilizaron joyas elaboradas con el oro de esa mina.


El sistema utilizado consiste una minúscula ablación láser de 100 micras (0,1 milímetro) y un estudio de la espectrometría de masas con fuente de plasma, que permite tanto el análisis de isotopos como el elemental de la muestra sólida. Con esta tecnología se puede comparar el objeto de análisis con los minerales procedentes de distintas extracciones. “Los materiales nunca son puros, sino que tienen una serie de trazas y ultratrazas que permiten luego establecer relaciones entre los materiales arqueológicos y los materiales geológicos”, afirma la investigadora Sonia García de Madinabeitia en una comunicación de la UPV.


“Se hizo para que fuera único, singular e irrepetible. No hay otra joya igual”, afirma Ana Navarro, directora del Museo Arqueológico de Sevilla y artífice de haber convertido el complejo en un centro de investigación por el que pasan más de 700 científicos al año. Navarro destaca entre otras singularidades la presencia de piezas casi imperceptibles que fueron engarzadas a golpe de vista, el diseño del collar en forma de flor, una de las representaciones de Astarté, y las bolitas ocultas para que sonaran y que fueron detectadas por un TAC médico.


Las misteriosas monedas enterradas


La directora del museo considera crucial la colaboración de su institución, que dejará temporalmente a partir de este verano, con instituciones como el Centro Nacional de Aceleradores para avanzar en las investigaciones. Lo ha sido y lo va a seguir siendo en los análisis de otro de los enigmáticos tesoros de Sevilla, las 50.000 monedas romanas ocultas en 19 ánforas enterradas en lo que hoy es un parque de la periferia de la capital. Unos trabajadores las hallaron el 27 de abril de 2016 cuando realizaban labores de mantenimiento en el Olivar del Zaudín de Tomares.


Los investigadores del museo han datado las monedas analizadas hasta ahora entre los años 294 y 313 después de Cristo. Además, una de las vasijas aún no microexcavadas, pesa nueve kilos más que el resto, pero aún se desconoce la razón. Los estudios también están realizando comparaciones con monedas de la época de otros enclaves para hacer un análisis comparativo. Los trabajos del CNA han detectado la presencia de cobre, estaño, plomo y plata. Pero esta última, presenta en algunas monedas una ínfima capa superficial claramente enriquecida respecto de la composición en volumen, por lo que intentan determinar si era la norma de acuñación de entonces o si se hizo para falsear su valor.


Su enterramiento también es un misterio. Podría ser que se ocultara ante una situación convulsa y sus dueños no sobrevivieran o huyeran. También podría ser fruto de una recaudación, el pago previsto para soldados o servicios públicos o el ahorro de un vecino de la zona que lo resguardó para evitar robos. Se calcula que el valor de lo hallado podría equivaler al coste de una pequeña propiedad agrícola. La investigación continúa con la tecnología más avanzada, minuciosa, rigurosa y científica.






                  



11/06/18 DIARIO SEVILLA VALENCINA El asentamiento calcolítico acabó por cambios climáticos


Valencina de la Concepción

 

El asentamiento calcolítico acabó por cambios climáticos

 

Un estudio de varias universidades desvela que se usó para rituales y no con carácter urbano

 

R. P.

Una investigación científica promovida por las universidades de Huelva, Sevilla y Cardiff (Reino Unido) junto con el museo de Valencina de la Concepción, acerca del asentamiento humano en el entorno de dicho municipio durante la Edad del Cobre, apunta a la "posibilidad" de que el enclave fuese abandonado de "forma abrupta", quizá como consecuencia de una "crisis social" derivada de las "fluctuaciones" climatológicas afrontadas en el ámbito mediterráneo y europeo.

El estudio se centra en la superficie de 779 hectáreas de los términos municipales de Valencina de la Concepción y Castilleja de Guzmán, en la cornisa del Aljarafe, protegidas como zona arqueológica a cuenta de sus múltiples vestigios históricos. La mayoría de los restos arqueológicos proceden del asentamiento humano que, durante la Edad del Cobre, habría poblado con mayor o menor frecuencia este entorno, donde los dólmenes de Montelirio, La Pastora, Matarrubilla y Ontiveros constituyen el máximo exponente de esta antigua cultura.

El mencionado informe -recogido por Europa Press- expone que, con una extensión de unas 450 hectáreas, "el asentamiento es de lejos el mayor de la Edad del Cobre" en toda la Península Ibérica y "posiblemente uno de los mayores de Europa occidental en la Prehistoria tardía".

Dicho estudio plantea la tesis de que este asentamiento habría tenido una función "ritual" o ceremonial y no urbana. Según la investigación científica, el asentamiento calcolítico de Valencina habría sido un lugar de reunión, "demostraciones competitivas y rituales", con "cambiantes ocupaciones ocasionales o estacionales", más que una "densa ocupación permanente" de carácter urbano.

En este marco se encuadra una nueva investigación fruto de la colaboración de las universidades de Sevilla, Huelva y Cardiff y el Museo de Valencina, también para su publicación en la revista Journal of World Prehistory, una de las más prestigiosas en este ámbito histórico. de la historia.

05/06/18 20 MINUTOS Un estudio apunta a un “final abrupto” de la cultura calcolítica de Valencina por “fluctuaciones” en el clima


Un estudio apunta a un “final abrupto” de la cultura calcolítica de Valencina por “fluctuaciones” en el clima

 

La investigación plantea la idea de que el enclave fuese abandonado en un contexto de "crisis social" derivada de una "mayor aridez"

 

SEVILLA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) –

 

Una investigación científica promovida por las universidades de Huelva, Sevilla y Cardiff (Reino Unido) junto con el museo de Valencina de la Concepción, acerca del asentamiento humano que habría poblado con mayor o menor periodicidad el entorno de dicho municipio sevillano durante la Edad del Cobre, apunta a la "posibilidad" de el enclave fuese abandonado de "forma abrupta", quizá como consecuencia de una "crisis social" derivada a su vez de las "fluctuaciones" climatológicas afrontadas en el ámbito mediterráneo y europeo.

Hablamos de la superficie de 779 hectáreas de los términos municipales de Valencina de la Concepción y Castilleja de Guzmán, en la cornisa del Aljarafe, protegidas como zona arqueológica a cuenta de sus múltiples vestigios históricos.

La mayoría de tales restos arqueológicos derivan del asentamiento humano que, durante la Edad del Cobre, habría poblado con mayor o menor frecuencia este entorno, donde los dólmenes de Montelirio, La Pastora, Matarrubilla y Ontiveros constituyen el máximo exponente de esta antigua cultura.

En ese sentido, un estudio publicado recientemente en la revista científica Journal of World Prehistory y recogido por Europa Press exponía que con una extensión de unas 450 hectáreas, el asentamiento calcolítico de Valencina y Castilleja de Guzmán "es de lejos el mayor asentamiento de la Edad del Cobre" en toda la Península Ibérica y "posiblemente uno de los mayores de Europa occidental en la Prehistoria tardía".

Dicho estudio, por cierto, planteaba la tesis de que este asentamiento humano habría tenido una función "ritual" o ceremonial y no urbana. Según la mencionada investigación científica, el asentamiento calcolítico de Valencina habría sido un lugar de reunión, "demostraciones competitivas y rituales", con "cambiantes ocupaciones ocasionales o estacionales" de la zona, más que una "densa ocupación permanente" de carácter urbano.

En este contexto se encuadra una nueva investigación fruto de la colaboración de las universidades de Sevilla, Huelva y Cardiff y el Museo de Valencina, también para su publicación en la revista Journal of World Prehistory.

 

"AGRUPANDO A LOS MUERTOS, REUNIENDO A LOS VIVOS"

 

 Este estudio, titulado "Agrupando a los muertos, reuniendo a los vivos. Dataciones radiocarbónicas y modelado bayesiano para la Valencina de la Edad del Cobre", aborda la cronología del enclave calcolítico de Valencina y Castilleja, a través de 130 nuevas dataciones radiocarbónicas aplicadas en su mayoría a huesos humanos de cadáveres descubiertos en las múltiples excavaciones arqueológicas acometidas en esta zona.

Estas nuevas dataciones radiocarbónicas, obtenidas en laboratorios de Oxford y Glasgow (Reino Unido) y en el Centro Nacional de Aceleradores de la Universidad de Sevilla, así como su sometimiento a un "modelado estadístico", permiten "una aproximación más precisa a la temporalidad de uso del enclave de Valencina y conocer de forma más detallada los procesos sociales y fenómenos culturales que ocurrieron durante los casi mil años que duró ocupación", entre los años 3.200 y 2.300 antes de Cristo, según ha explicado a Europa Press Leonardo García Sanjuán, uno de los arqueólogos que firman esta investigación.

Fruto de estas dataciones radiocarbónicas y el mencionado "modelado estadístico", según Leonardo García Sanjuán, la investigación arroja un resultado según el cual el final de la ocupación del enclave calcolítico de Valencina habría acontecido "entre los siglos 24 y 23" antes de Cristo, "sin que se hayan encontrado pruebas de su frecuentación o uso (posterior) en la Edad del Bronce".

 

CRÁNEOS "SEPARADOS DE LOS ESQUELETOS"

 

En este contexto, según este arqueólogo, destacan las dataciones radiocarbónicas de los huesos correspondientes a ocho individuos cuyos cadáveres fueron descubiertos allá por 2008 en una inhumación calcolítica hallada en la calle Trabajadores de Valencina. Y es que los cráneos de estos individuos fueron descubiertos "separados de los esqueletos" y con "marcas de descarnamiento o escalpelo", toda vez que "según el radiocarbono, todos estos individuos murieron casi con toda seguridad al mismo tiempo" en lo que pudiera haber sido "un episodio de violencia".

Al respecto, Leonardo García Sanjuán abunda que este "depósito" arqueológico ha sido datado precisamente "al final de la época de ocupación" del enclave calcolítico de Valencina, con lo que esta investigación plantea "la posibilidad o hipótesis" de que este entorno fuese abandonado de manera "abrupta, sin una transición gradual hacia un modelo social diferente".

En paralelo, este estudio recuerda que los datos paleoambientales correspondientes al conjunto del Mediterráneo y Europa indican que coincidiendo con la fase final de la ocupación calcolítica del enclave de Valencina, comenzó "un periodo de mayor aridez y sequedad que pudo tener consecuencias severas para muchas sociedades". Por eso, esta investigación introduce además la "hipótesis" de que el mencionado "final abrupto" del enclave calcolítico de Valencina estuviese conectado con una "fluctuación" climática y la "crisis" sufrida por las sociedades del momento como consecuencia de tal extremo.

03/06/18 DIARIO SEVILLA Una provincia, múltiples sorpresas


Una provincia, múltiples sorpresas

Cultura y turismo. La historia revive en cada uno de los mitos, leyendas y relatos y mantiene su latido en los legados que éstos han dejado en nuestros pueblos
 
03 Junio, 2018 - 02:38h
Todos los pueblos de la provincia han acumulado a lo largo de su historia curiosidades interesantes, mitos emocionantes y relatos que contar. Estas leyendas forjan el espíritu de los lugareños y conforman una Sevilla diferente y particular. Los habitantes de Umbrete son conocidos popularmente como mochuelas/os o mocholeras/os. Según una antigua leyenda, cuando se estaba oficiando una misa, entró por una ventana de la iglesia un mochuelo y las personas que se encontraban allí confundieron aquella ave con el Espíritu Santo. Siguieron el pájaro hasta la dehesa de "la Lopa", clamándole repetidamente: "¡Apósate, Glorioso!". La leyenda cuenta que el animal se posó finalmente en una encina y desapareció. A partir de este suceso se estableció una relación sentimental del pueblo con esta dehesa, que por entonces pertenecía a un pueblo colindante, formando ahora parte de Umbrete. De hecho, es el único pueblo que cuenta con una ínsula. Acércate y conoce la Hacienda de "la Lopa", heredera de esta leyenda.
Pásate por el emblemático Mesón del Agua en Castiblanco de los Arroyos. Durante los siglos XV y XVI, Castilblanco cobra importancia como pueblo al convertirse en paso obligado de la ruta entre Andalucía y Castilla. Es en esa época cuando Miguel de Cervantes es nombrado cobrador de impuestos de Andalucía y da comienzo en este mesón a Las dos doncellas (en Las Novelas Ejemplares), inmortalizando esta villa, donde sitúa la acción.
El origen del edificio de Los Pozos de la Nieve, en Constantina, es bastante incierto aunque, por su arquitectura, se insinúan raíces religiosas. Su historia más reciente y documentada lo identifica con un edificio industrial, que a partir del S.XVII se utilizó como abastecedor de nieves a la ciudad de Sevilla, de ahí su nombre. Desde este edificio partían carruajes para la capital para surtir de hielo a los establecimientos y hogares sevillanos.
Curro Jiménez (Andrés El Barquero, el barquero de Cantillana) fue uno de los bandoleros más famosos de Sierra Morena y era oriundo de Cantillana. Podrás pasear por las calles donde estuvo y visitar la Ermita de la Soledad, donde se dice que se bautizó en 1819. Otro temido bandolero fue José María El Tempranillo, que se convirtió en símbolo del bandolerismo romántico del periodo decimonónico. Badolatosa, y su pedanía Corcoya, constituyeron el cuartel general del bandido, que nació y creció en una aldea cordobesa limítrofe. Dicen que acudía a la Ermita de Nuestra Señora de La Fuensanta y que en este mismo lugar se realizó el indulto del bandolero y su banda, por orden de Felipe VII y de las autoridades eclesiásticas.
El paso de las hermandades del Rocío por Villamanrique de la Condesa está reconocido como Fiesta de Interés Turístico de Andalucía. En esta localidad nació el famosísimo torero Pascual Márquez Díaz. Podrás pasear por las calles donde transcurrió su infancia y acercarte a la finca La Marmoleja, donde vivió.
También podrás conocer la segunda fábrica de electricidad que se puso en marcha en España.
Hablar de El Cuervo es hablar de un pueblo ligado a la antigua calzada romana Via Augusta. Aunque era un lugar de paso desde tiempos inmemoriales, perteneció a Lebrija hasta finales de 1992, momento en el que se independizó. En torno a una de las casas de postas que recorrían la vía, donde los carruajes paraban a repostar y descansar, aparecieron las primeras casas de esta población. El pueblo recibe su nombre de la casa de postas, que se convirtió durante años en el hogar de un cuervo, animal que sirvió para identificar la casa durante ese tiempo.
Valencina de la Concepción, en el Aljarafe sevillano, es popularmente conocida, entre otras cosas, por sus dólmenes, uno de los conjuntos más importantes de Europa, y por la multitudinaria Romería de Torrijos. Dice la tradición que el venerado Cristo fue encontrado en la Hacienda de Torrijos, allá por 1600, cuando se buscaba una gallina, de ahí la presencia de este animal junto a la talla del Cristo que se conserva en la capilla.
 

29/05/18 CORREO ANDALUCÍA Un proyecto adecentará para el turismo el entorno de los dólmenes de Valencina


Un proyecto adecentará para el turismo el entorno de los dólmenes de Valencina

La Consejería de Cultura ha aprobado instalar aseos, un punto de recepción de visitantes, bancos y señalética en los aledaños de estos monumentos megalíticos

29 may 2018 .
 
El entorno de Valencina de la Concepción donde descansan los dólmenes de La Pastora y Matarrubilla, vestigios del asentamiento humano que habitó el sector norte de la cornisa del Aljarafe durante la Edad del Cobre, será objeto de una actuación destinada a adecuar los aledaños de ambos monumentos megalíticos e instalar aseos, un módulo prefabricado que acoja un punto de recepción de visitantes, bancos y señalética, según ha informado a Europa Press el delegado territorial de la Consejería de Cultura, José Manuel Girela.
Según Girela, las actuaciones aprobadas cuentan con un presupuesto de aproximadamente 60.000 euros para mejorar los recursos habilitados para las visitas culturales y turísticas a estos dos dólmenes tipo ‘tholos’, conformados por un corredor o galería y una cámara central, que constituyen los máximos exponentes del fenómeno humano del megalitismo en la provincia de Sevilla.
La citada cuantía, según ha concretado el delegado territorial de la Consejería de Cultura, estará destinada a labores de “mantenimiento” en los aledaños de ambos dólmenes y el vallado de los mismos, así como a la instalación de aseos, un módulo prefabricado que funcione como punto de atención a los visitantes, bancos para el descanso de los mismos, señalética identificativa del enclave y una caseta para el servicio de vigilancia.
En estos momentos, según José Manuel Girela, la administración andaluza ya está elaborando los pliegos destinados al concurso gracias al cual serán contratados todos estos aspectos.

El legado del calcolítico                                          

Los monumentos megalíticos de La Pastora y Matarrubilla corresponden a la Edad del Cobre, están declarados bien de interés cultural (BIC) y se encuadran en la superficie de 779 hectáreas de los términos municipales de Valencina y Castilleja de Guzmán protegidas como zona arqueológica, a cuenta de sus múltiples vestigios históricos.
La mayoría de tales restos arqueológicos derivan del asentamiento humano que, durante la Edad del Cobre, habría poblado con mayor o menor periodicidad esta zona del Aljarafe.
En ese sentido, un estudio publicado recientemente en la revista científica Journal of World Prehistory y recogido por Europa Press exponía que con una extensión calculada de unas 450 hectáreas, el asentamiento calcolítico de Valencina y Castilleja de Guzmán “es de lejos el mayor asentamiento de la Edad del Cobre” en toda la Península Ibérica y “posiblemente uno de los mayores de Europa occidental en la Prehistoria tardía”.
Dicho estudio, por cierto, planteaba la tesis de que este asentamiento humano habría tenido una función “ritual” o ceremonial y no urbana. Según la mencionada investigación científica, el asentamiento calcolítico de Valencina habría sido un lugar de reunión, “demostraciones competitivas y rituales”, con “cambiantes ocupaciones ocasionales o estacionales” de la zona, más que a una “densa ocupación permanente” de carácter urbano.
 

29/05/18 ANDALUCÍA INFORMACIÓN En marcha un proyecto para mejorar la zona de los dólmenes de Valencina


En marcha un proyecto para mejorar la zona de los dólmenes de Valencina



SEVILLA, 29 (EUROPA PRESS)



El entorno de Valencina de la Concepción (Sevilla) donde descansan los dólmenes de La Pastora y Matarrubilla, vestigios del asentamiento humano que habitó el sector norte de la cornisa del Aljarafe durante la Edad del Cobre, será objeto de una actuación destinada a adecuar los aledaños de ambos monumentos megalíticos e instalar aseos, un módulo prefabricado que acoja un punto de recepción de visitantes, bancos y señalética, según ha informado a Europa Press el delegado territorial de la Consejería de Cultura, José Manuel Girela.



Según Girela, las actuaciones aprobadas cuentan con un presupuesto de aproximadamente 60.000 euros para mejorar los recursos habilitados para las visitas culturales y turísticas a estos dos dólmenes tipo 'tholos', conformados por un corredor o galería y una cámara central, que constituyen los máximos exponentes del fenómeno humano del megalitismo en la provincia de Sevilla.



La citada cuantía, según ha concretado el delegado territorial de la Consejería de Cultura, estará destinada a labores de "mantenimiento" en los aledaños de ambos dólmenes y el vallado de los mismos, así como a la instalación de aseos, un módulo prefabricado que funcione como punto de atención a los visitantes, bancos para el descanso de los mismos, señalética identificativa del enclave y una caseta para el servicio de vigilancia.


En estos momentos, según José Manuel G
irela, la Administración andaluza ya está elaborando los pliegos destinados al concurso gracias al cual serán contratados todos estos aspectos.



EL LEGADO DEL CALCOLÍTICO



Los monumentos megalíticos de La Pastora y Matarrubilla corresponden a la Edad del Cobre, están declarados bien de interés cultural (BIC) y se encuadran en la superficie de 779 hectáreas de los términos municipales de Valencina y Castilleja de Guzmán protegidas como zona arqueológica, a cuenta de sus múltiples vestigios históricos.



La mayoría de tales restos arqueológicos derivan del asentamiento humano que, durante la Edad del Cobre, habría poblado con mayor o menor periodicidad esta zona del Aljarafe.



En ese sentido, un estudio publicado recientemente en la revista científica Journal of World Prehistory y recogido por Europa Press exponía que con una extensión calculada de unas 450 hectáreas, el asentamiento calcolítico de Valencina y Castilleja de Guzmán "es de lejos el mayor asentamiento de la Edad del Cobre" en toda la Península Ibérica y "posiblemente uno de los mayores de Europa occidental en la Prehistoria tardía".



Dicho estudio, por cierto, planteaba la tesis de que este asentamiento humano habría tenido una función "ritual" o ceremonial y no urbana. Según la mencionada investigación científica, el asentamiento calcolítico de Valencina habría sido un lugar de reunión, "demostraciones competitivas y rituales", con "cambiantes ocupaciones ocasionales o estacionales" de la zona, más que a una "densa ocupación permanente" de carácter urbano.

 


 

29/05/18 GENTE EN SEVILLA En marcha un proyecto para mejorar la zona de los dólmenes de Valencina e instalar un módulo turístico y aseos


En marcha un proyecto para mejorar la zona de los dólmenes de Valencina e instalar un módulo turístico y aseos



SEVILLA, 29 (EUROPA PRESS)


El entorno de Valencina de la Concepción (Sevilla) donde descansan los dólmenes de La Pastora y Matarrubilla, vestigios del asentamiento humano que habitó el sector norte de la cornisa del Aljarafe durante la Edad del Cobre, será objeto de una actuación destinada a adecuar los aledaños de ambos monumentos megalíticos e instalar aseos, un módulo prefabricado que acoja un punto de recepción de visitantes, bancos y señalética, según ha informado a Europa Press el delegado territorial de la Consejería de Cultura, José Manuel Girela.


Según Girela, las actuaciones aprobadas cuentan con un presupuesto de aproximadamente 60.000 euros para mejorar los recursos habilitados para las visitas culturales y turísticas a estos dos dólmenes tipo 'tholos', conformados por un corredor o galería y una cámara central, que constituyen los máximos exponentes del fenómeno humano del megalitismo en la provincia de Sevilla.


La citada cuantía, según ha concretado el delegado territorial de la Consejería de Cultura, estará destinada a labores de "mantenimiento" en los aledaños de ambos dólmenes y el vallado de los mismos, así como a la instalación de aseos, un módulo prefabricado que funcione como punto de atención a los visitantes, bancos para el descanso de los mismos, señalética identificativa del enclave y una caseta para el servicio de vigilancia.


En estos momentos, según José Manuel Girela, la Administración andaluza ya está elaborando los pliegos destinados al concurso gracias al cual serán contratados todos estos aspectos.


EL LEGADO DEL CALCOLÍTICO


Los monumentos megalíticos de La Pastora y Matarrubilla corresponden a la Edad del Cobre, están declarados bien de interés cultural (BIC) y se encuadran en la superficie de 779 hectáreas de los términos municipales de Valencina y Castilleja de Guzmán protegidas como zona arqueológica, a cuenta de sus múltiples vestigios históricos.


La mayoría de tales restos arqueológicos derivan del asentamiento humano que, durante la Edad del Cobre, habría poblado con mayor o menor periodicidad esta zona del Aljarafe.

En ese sentido, un estudio publicado recientemente en la revista científica Journal of World Prehistory y recogido por Europa Press exponía que con una extensión calculada de unas 450 hectáreas, el asentamiento calcolítico de Valencina y Castilleja de Guzmán "es de lejos el mayor asentamiento de la Edad del Cobre" en toda la Península Ibérica y "posiblemente uno de los mayores de Europa occidental en la Prehistoria tardía".


Dicho estudio, por cierto, planteaba la tesis de que este asentamiento humano habría tenido una función "ritual" o ceremonial y no urbana. Según la mencionada investigación científica, el asentamiento calcolítico de Valencina habría sido un lugar de reunión, "demostraciones competitivas y rituales", con "cambiantes ocupaciones ocasionales o estacionales" de la zona, más que a una "densa ocupación permanente" de carácter urbano.

 


 

28/05/18 HUELVA YA Investigadores de la UHU resuelven el ‘misterio’ del origen del tesoro del Carambolo


Investigadores de la UHU resuelven el ‘misterio’ del origen del tesoro del Carambolo


 

28 mayo 2018

 

Un estudio científico acometido por investigadores de las universidades de Huelva y del País Vasco y del Museo de Arqueología de Sevilla ha descubierto un vínculo directo entre el origen del oro del tesoro del Carambolo, descubierto en 1958 en el municipio de Camas (Sevilla) y formado por 21 piezas de oro de 24 quilates, y la metalurgia desarrollada 2.000 años antes en el asentamiento de la Edad del Cobre cuyos vestigios se encuentran en Valencina de la Concepción, en Sevilla.

 

El tesoro del Carambolo fue descubierto en 1958 (de forma casual) en el cerro homónimo de Camas, en las inmediaciones de vestigios arquitectónicos de un edificio documentado a inicios del siglo XXI y que fue interpretado, por algunos expertos, como un antiguo santuario de una población de influencia fenicia. Sobre este tesoro versa el estudio titulado “El oro del Tesoro del Carambolo. Nuevos datos de su origen mediante análisis elementales e isotópicos”. Dicho trabajo, promovido por un equipo de investigadores de las universidades de Huelva y el País Vasco y del Museo de Arqueología de Sevilla, ha sido recientemente publicado en la revista ‘Journal of Archaeological Science’.

 

Cabe destacar que, además de por su singularidad, el tesoro del Carambolo ha estado en el epicentro de los debates los últimos 50 años sobre la presencia fenicia en occidente y el origen de la primera gran civilización occidental. Sin embargo, la ausencia de un contexto arqueológico preciso y análisis sistemáticos destinados a identificar la fuente del suministro de oro han llevado a interpretaciones diversas y contradictorias en términos de su funcionalidad y origen.

 

Nueva interpretación del origen del tesoro

                       

La nueva metodología que presenta en este trabajo proporciona una interpretación alternativa, si bien sugieren que los orígenes del oro no pueden estar a miles de kilómetros de distancia, tanto en el Atlántico como en el Mediterráneo, sino en la misma región, destacándose las similitudes geoquímicas e isotópicas con las fuentes regionales de materia prima y con la tecnología y productos metalúrgicos de oro de la anterior civilización del Tercer Milenio a.C., con su principal eje político y económico en Valencina de la Concepción, ubicado a 2000 metros del Carambolo.

 

El estudio en cuestión presenta el primer estudio científico del tesoro aportando su primera caracterización isotópica y elemental completa mediante una metodología analítica hasta ahora nueva en España, que permiten una interpretación alternativa del origen del tesoro del Carambolo.

 

Las nuevas hipótesis sobre el origen del tesoro parten del análisis de dos fragmentos del conjunto de joyas y la valoración científica de su posible relación con 22 muestras procedentes de reliquias de oro elaboradas durante el primer milenio antes de Cristo en el área geográfica más cercana, incluidos los dos productos de oro documentados recientemente en el edificio monumental interpretado como santuario, junto a cuyas ruinas fue descubierto el tesoro, y de la producción orfebre del tercer milenio antes de Cristo de la misma zona, así como, su estudio comparado con la base de datos isotópica del Grupo MIDAS, que cuenta con más de 600 registros, que abarcan la totalidad de fuetes de suministro potenciales del sur de la Península Ibérica.

 

Así, los citados fragmentos de oro del tesoro del Carambolo fueron comparados con muestras de orfebrería rescatadas del asentamiento de la Edad del Cobre de Valencina de la Concepción, legado de lo que los expertos interpretan como el mayor asentamiento de la Edad del Cobre de toda la Península Ibérica. Esta labor científica, según el citado estudio, ha permitido identificar similitudes químicas e isotópicas que sugieren la interpretación alternativa de que el oro del tesoro del Carambolo podría no derivar de fuentes distantes del entorno del mar Mediterráneo, sino de fuentes regionales de suministro donde el oro también fue extraído unos 2.000 años antes.

 

El responsable del grupo de investigación MIDAS de la Universidad de Huelva, Francisco Nocete, ha explicado que “el tesoro del Carambolo siempre se había asignado como el inicio de la civilización occidental con la llegada de los fenicios, aunque había existido 2000 años antes otra civilización previa, y ciudad más importante de esa civilización que, a la vez era productora de oro metalúrgico, estaba junto al Carambolo, a 2000 metros, en Valencina de la Concepción.

 

Así, estos investigadores de la Universidad de Huelva concluyen que “el origen del oro no estaría necesariamente a miles de kilómetros”, señalando su origen local y un vínculo directo con la metalurgia del oro desarrollada mucho antes en el enclave prehistórico de Valencina.

 

Los resultados del estudio han mostrado, por tanto, que “el tesoro no era el principio de la una metalurgia del oro, sino el final de una tradición que había empezado 2000 años antes. Y que la técnica metalúrgica en lo que se refiere a la producción del oro, era exactamente igual que la que se había utilizado en el tercer milenio antes de nuestra era y, en concreto, en Valencina, y que la fuente de suministro de la que proviene el oro era la misma que la que utilizaba esta otra sociedad 2000 años antes. Con lo cual el tesoro no venía de fuera, era totalmente local y era parte de una tradición muy antigua que nunca se había estudiado hasta que el Grupo MIDAS publicó su primer análisis científico en 2014”, argumentan los investigadores.

 

Este estudio ofrece además a los expertos los primeros datos científicos sobre el Carambolo para poder hablar de él con propiedad y, en segundo lugar, muestra la viabilidad de la aplicación metodológica y técnica diseñada por nuestro Grupo de investigación como la menos agresiva con los bienes patrimoniales y la más útil y eficiente para tratar aspectos como cuál es el origen de las materias primas”, señala Nocete.

 

Este estudio se ha realizado por El Grupo MIDAS de la Universidad de Huelva mediante un Proyecto del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (HAR-2017-82966-P).

 


 

 

28/05/18 HUELVA INFORMACIÓN La sofisticada metalurgia del oro se remonta al 3.000 antes de Cristo


La sofisticada metalurgia del oro se remonta al 3.000 antes de Cristo

 

El Grupo Midas de la UHU evidencia el carácter autóctono de los procesos usados en el suroeste ibérico

 

Enrique Morán

Estamos acostumbrados a oír que Andalucía ha sido tierra de cruce de civilizaciones. No solo a este sur de la Península Ibérica llegaron pueblos de otros lugares sino que la arqueología va demostrando que los habitantes autóctonos también tuvieron mucho que decir si se quiere tener una panorámica más completa del pasado.

El Grupo de Investigación Midas de la Universidad de Huelva (UHU) (www.midastercermilenio.com y @midastercermilenio), dirigido por el catedrático de Prehistoria Francisco Nocete acaba de publicar en Journal of Archaeological Science, la revista más prestigiosa de esta disciplina, el fruto de años de investigación sobre la metalurgia que se ha venido realizando en el sur, principalmente suroeste ibérico, desde el tercer milenio antes de Cristo ascendiendo en el tiempo hasta el primer milenio antes de nuestra era, en el que está datado el tesoro del Carambolo, encontrado en Camas (Sevilla).

Los recursos que la tecnología está proporcionando a la arqueología suponen sencillamente, una revolución: "Ante preguntas que antes solo podíamos contestar con hipótesis, ahora las nuevas herramientas analíticas permiten responder con una base científica". Tanto es así que en la investigación llevada a cabo por el Grupo Midas se ha podido llegar a la conclusión de que hay una gran tradición autóctona en la metalurgia del oro que viene desde el 3.000 a.C. y sigue hasta el primer milenio y que tiene su máximo exponente en el Carambolo. "Se trata -añadió Nocete- de una elaboración que se lleva a cabo durante todo ese tiempo por habitantes de la propia región y usando recursos propios, es decir, el oro no venía de lugares distantes sino que el material era extraído de la propia zona". Esto ya en principio, habla de una cultura autóctona mucho más desarrollada de lo que hemos estado dispuestos a asumir tradicionalmente aunque sin caer en las elucubraciones que últimamente se han puesto de moda.

Los nuevos recursos tecnológicos han permitido no solo fijar con enorme exactitud la calidad del oro del Carambolo o de otros yacimientos como Cabezo Juré (Alosno) o Valencina (Sevilla) sino también la procedencia del mineral originario. Para ello, apuntó Nocete, se ha contado con dos instrumentos fundamentales: el análisis geoquímico y el isotópico de plomo mediante la ablación láser para lo que se contó con la colaboración de la Universidad del País Vasco.

Ya en el tercer milenio a.C. había una auténtica maestría en la producción de oro que respetaba la misma metalurgia que para el cobre de manera que "el Carambolo es el resultado o final de un prolongado período de elaboración autóctona tanto respecto al proceso en sí como a la materia prima".

En la década de los 90 del siglo pasado, Midas se focalizó en Cabezo Juré y quedó impresionado por encontrar allí una fundición y pruebas de una civilización mucho más dinámica de lo que tradicionalmente se creía: "Allí se encontraron por ejemplo, registros de almejas o espinas de pescado de origen marino, lo que habla de que había un comercio activo con otros lugares y no solo con zonas próximas sino, como se ha demostrado en otros puntos también de esta zona suroccidental, con el norte de África y otros lugares más distantes". Nuevas excavaciones en las tumbas y el asentamiento de Valencina dieron resultados parecidos a Cabezo Juré: una fundición con métodos semejantes o iguales de obtención de oro y cobre.

Esa complejidad de una civilización autóctona es evidenciada precisamente, por la aparición de oro transformado en productos decorados dirigidos a actividades religiosas y políticas. Uno de los objetivos del Grupo Midas es evidenciar cuándo surge la estratificación social o la aparición de las clases sociales y esta investigación demuestra que "cuando aparece el oro es porque hay una clase dominante". El oro "fue la expresión de distinción y exclusión social, de poner una barrera entre quien tiene acceso a él y quien no lo tiene".

El hecho de poder poner origen a los materiales usados abre de par en par, enormes potencialidades para la arqueología. La Valencina del tercer milenio antes de nuestra era, por ejemplo, contaba con un taller que manufacturaba piezas con marfil de elefante asiático. Incluso aunque sea muy evidente que esa especie estuviera más extendida que en la actualidad, es obvio que las relaciones entre distintos enclaves de la cuenca mediterránea eran mucho más intensas con los pueblos del sur ibérico de lo que se ha pensado. Lo mismo se puede decir del uso de materias primas dentro de la propia cuenca del Guadalquivir. Así, en Valencina se usa cobre procedente de Andújar (Jaén) o los cuchillos de piedra negra usada en el yacimiento de Los Millares (Almería) eran originarios de Huelva. Es fácil preguntarse qué tipo de tecnología tenían ya en esa época para llevar a cabo ese tipo de desplazamientos.

El espectacular tesoro del Carambolo no es ninguna excepción dentro de toda esta línea de investigación. Es un conjunto de piezas elaboradas por población autóctona y usando material propio de la zona y con una tecnología ancestral que se remonta al tercer milenio antes de nuestra era. El diseño usado deberá ser fruto de más trabajos de investigación que tendrán como objetivo concretar si hay elementos orientalizantes o, como ya apuntan los datos científicos, fue fruto de la pura creatividad de los artesanos de la zona. Respecto al origen de la materia prima, la geoquímica y los isótopos de plomo apuntan a que se usó mineral de Ossa-Morena, en la zona norte de la provincia de Sevilla. Pero aún más interesante si cabe, es que desde el tercer milenio a.C. se vino utilizando mineral autóctono sin tener que pensar en procedencias distantes del Atlántico o de otros puntos del Mediterráneo.

           

28/05/18 DIARIO SEVILLA Las crisis en nuevos y viejos partidos disparan la 'fuga' de concejales


¿Cuántos ediles han desertado o han sido expulsados de sus partidos en los ayuntamientos sevillanos?

Las crisis en nuevos y viejos partidos disparan la 'fuga' de concejales

Ya hay una treintena de ediles no adscritos en 15 ayuntamientos metropolitanos

El PP es la formación más perjudicada, con 9 deserciones, seguida de C´s, con 7, y el PSOE con 5


Trinidad Perdiguero 28 Mayo, 2018 - 07:52h

La figura del concejal no adscrito, que deja el partido por el que se presentó a las elecciones pero se mantiene como representante en un ayuntamiento, estaba en retroceso desde que la aprobación en 2011 de la llamada ley antitransfuguismo quitó a estos ediles ciertas prerrogativas, como ser decisivos en mociones de censura para cambiar al alcalde. Una sentencia del Tribunal Constitucional de diciembre pasado ha anulado esa modificación de la Ley Electoral General. Aunque el fenómeno de los no adscritos había empezado a crecer de forma importante desde mucho antes. En Sevilla ya se contabilizan una treintena de concejales que han desertado o han sido expulsados de su grupo en 15 municipios.

La mayoría pertenecen al área metropolitana, pero puede haber alguno más en otros municipios. Para dar una idea de lo que supone esa cifra, es el mismo número de ediles que C's obtuvo en las elecciones de 2015 en toda Sevilla (31) y que le dieron opción a un representante en la Diputación Provincial

El número se equipara ya a los ediles que C's sacó en la provincia en los últimos comicios Hay plenos en los que si los 'tránsfugas' fueran fuerza única, serían la principal de la oposición

La aparición de nuevas formaciones, como C's y las confluencias que Podemos impulsó para debutar en política local, han favorecido en parte ese repunte, ya que muchos de los ediles no adscritos proceden de estos partidos. A ello se han unido algunas crisis internas en los partidos tradicionales, sobre todo en el PP y su disputa por el control de la dirección provincial. Aunque no son el único motivo.

En cifras absolutas, es el PP el partido más perjudicado por los no adscritos: ha perdido a nueve representantes en cinco ayuntamientos. En La Rinconada se quedó sin su único edil casi al inicio del mandato y en Valencina mantiene a uno solo de los cuatro que sacó, ya que expulsó al resto por apoyar una frustrada moción de censura con la confluencia de Podemos e IU. En Dos Hermanas se quedó hace dos años sin su candidata a la Alcaldía, Cristina Alonso, y a ella se ha unido ahora Luis Gómez, expedientado por la formación.

Las tensiones entre los dos sectores del PP han sido los detonantes de la división de sus grupos en Palomares y Espartinas, ayuntamientos en los que gobernaba o ha gobernado mucho tiempo. Los que han abandonado la formación están vinculados, en ambos casos, a la antigua dirección de Juan Bueno. En Espartinas, el no adscrito ahora es el que fuera alcalde hasta 2015, Domingo Salado, que ha dejado la puerta abierta a concurrir a las elecciones con otra formación. En Palomares, los ex ediles del PP se han vinculado a una nueva formación, Contigo Somos Democracia (CSD), que está captando tanto ediles del PP como de C's.

El partido de Albert Rivera es el segundo que más ediles se ha dejado por el camino desde las elecciones: ocho, lo que dada su escasa implantación en la provincia supone la mayor merma. Tiene a no adscritos en Alcalá de Guadaíra, La Algaba, Gelves, Tomares y Camas y, en Espartinas, el que fuera teniente de alcalde también ha anunciado su intención de seguir al margen del grupo. A éstos se suma el caso de la edil Carmen López, de Castilleja de la Cuesta, que tras su polémica por los viajes a Chicago también va por libre del partido.

Por detrás queda el PSOE, con cinco ediles no adscritos en tres localidades, aunque dado su peso el daño de estas deserciones es menor. Lo más grave ha sido quedarse sin grupo en el que era uno de sus feudos, el Ayuntamiento de Los Palacios, donde sus tres concejales decidieron dejar de representar al partido. Las diferencias entre susanistas y sanchistas sólo han tenido repercusión en Espartinas, donde el que fuera portavoz, José Antonio García, quedó como no adscrito tras perder con polémica la secretaría local frente a otra edil afín a la dirección federal. También hay otra edil no adscrita del PSOE en Bollullos de la Mitación.

Por su parte, las confluencias de Podemos han perdido a tres ediles. Parecen pocos pero son casos muy significativos, porque afectan a las que fueran candidatas a la Alcaldía en Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra y a otro edil, en Guillena, que dejó la formación para impedir un pacto con el PP e IU para quitar la Alcaldía al PSOE. IU tiene a tres no adscritos (en Alcalá de Guadaíra, Valencina de la Concepción y Santiponce); el PA, a dos, en Santiponce y Constantina. Finalmente, hay un edil no adscrito que gobierna con el PSOE en Gelves tras dejar la formación Reacción Gelveña, por la que concurrió a los comicios.

Al margen del partido de procedencia, es significativo el peso que los no adscritos han adquirido en grandes ayuntamientos, como Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra. En Dos Hermanas se equiparan con los ediles de Sí Se Puede, principal grupo de la oposición, porque el resto tiene sólo dos representantes. También son tres los no adscritos en el fragmentado pleno de Espartinas y cuatro, en Valencina.

                                                                                            


24/05/18 BOP SEVILLA VALENCINA Aprobación de las «Bases reguladoras de la convocatoria por concurso-oposición para la constitución de una bolsa de trabajo de Técnico de Administración general del Ayuntamiento de Valencina de la Concepción



Boletín Oficial de la provincia de Sevilla


      Número 118      


Páginas nº 59 a la 68


Jueves 24 de mayo de 2018 


VALENCINA DE LA CONCEPCIÓN


 


Resolución de Alcaldía:


Vistas las competencias a mí otorgada por el artículo 21.1.g d ella de la ley de bases de régimen local 7/85, de 2 de abril que literalmente dice:


«g) Aprobar la oferta de empleo público de acuerdo con el Presupuesto y la plantilla aprobados por el Pleno, aprobar las bases de las pruebas para la selección del personal y para los concursos de provisión de puestos de trabajo y distribuir las retribuciones com­plementarias que no sean fijas y periódicas.


Teniendo en cuenta que esta competencia no ha sido delegada en Junta de Gobierno Local por la resolución 1332/2017, reso­lución de organización de la Junta de Gobierno Local, he resuelto:


Primero: Aprobar las «Bases reguladoras de la convocatoria por concurso-oposición para la constitución de una bolsa de trabajo de Técnico de Administración general del Ayuntamiento de Valencina de la Concepción», anexas a la presente resolución.


Segundo: Dar traslado al departamento de personal para que proceda a publicar las bases en el Boletín de la Provincia, tablón de anuncios y portal de transparencia para su general conocimiento y efectos así como para la realización del resto de trámites previstos.


En Valencina de la Concepción a 11 de mayo de 2018.—El Alcalde Presidente, Antonio M. Suárez Sánchez. Doy fe, la Secre­taria General, Ana Gómez Velarde.


 


Anexo

BASES REGULADORAS DE LA CONVOCATORIA POR CONCURSO-OPOSICIÓN PARA LA CONSTITUCIÓN DE UNA BOLSA DE TRABAJO DE TÉCNICO DE ADMINISTRACIÓN GENERAL DEL AYUNTAMIENTO DE VALENCINA DE LA CONCEPCIÓN